SIMPOSIO HISTÓRICO 800 AÑOS DE LA HUELLA MERCEDARIA

1933Estamos perfilando todavía pequeños detalles pero ya se dispone de la información la web de la orden mercedaria de Aragón en el siguiente enlace https://www.mercedaragon.org/simposio-historico-la-merced-800-anos/. En breve haremos una difusión selectiva vía e-mail y por correo postal. Si algún colaborador suyo desease información puede remitirlos a la misma.

Fechas del Simposio

BARCELONA 8-9 de Noviembre 2018.
Ateneu Universitari Sant Pacià C/Diputació 231, 08007 Barcelona

Programa Preliminar

En fichero anexo encontrará el pdf del programa preliminar del simposio. En los próximos meses se dispondrá del programa definitivo con los ponentes participantes y se hará público en la web del simposio anteriormente referenciada

DESCARGAR PROGRAMACIÓN

Inscripción

La Inscripción tiene un coste de 40€ (Incluye Asistencia a ponencias, Material de apoyo y Comida jueves día 8 de Noviembre en la Sede del simposio). La Modalidad de pago es mediante ingreso o transferencia bancaria a nombre de Simposio Histórico La Merced en la siguiente cuenta:

CAIXABANK ES90 2100 9011 41 2200466310

La inscripción quedará formalizada una vez se haya realizado el pago y se haya enviado el justificante de pago a la secretaría técnica e-mail: simposio@mercedaragon.org

Para realizar la inscripción es a través de la web https://www.mercedaragon.org/simposio-historico-la-merced-800-anos/

 

Presentación de Comunicaciones

El simposio está abierto a poder presentar comunicaciones orales en relación a la Historia de la Orden de la Merced. Para ello se ha planificado un tiempo de presentación de 10 minutos + 5 minutos de debate por comunicación el Viernes día 9 de noviembre en la Sesión de Comunicaciones (11:45h – 13:15h).

El Plazo para presentación de comunicaciones finaliza el 15 de Septiembre del 2018. La comunicación será evaluada por el comité organizador que aceptará o no la misma. La aceptación será comunicada al remitente via correo electrónico o por teléfono facilitados en la ficha de inscripción

Se debe enviar la siguiente información a la Secretaría Técnica (simposio@mercedaragon.org)

1.- Titulo de la Comunicación y Autor/Autores
2.- Breve resumen de la comunicación con un máximo de 600 palabras (máx 2 pág A4 Fuente Arial 12)
3.- Si se adjuntan imágenes o gráficos máximo 2 a una resolución de 150ppm

Dicha información será la que, tras la aceptación de la comunicación por parte del comité organizador, aparecerá en un libro resumen-guía del simposio que se entregará a los asistentes al simposio. Más adelante y tras la celebración del simposio se realizará el libro de ponencias y comunicaciones del evento. Los plazos y normativa para esta última publicación se harán públicos en los próximos meses. Le mantendremos informado de los mismos

SE CUMPLEN 140 AÑOS DEL NACIMIENTO DEL “BIZCO PARDAL”

El célebre cómico José García, popularmente conocido por el «El Bizco Pardal», natural de Écija y conocido por sus chascarrillos que le reportaron fama mundial, nació el 9 de septiembre de 1877 en la calle Molero, nº 5. Fue bautizado en la Iglesia Parroquial de Santa Cruz, a pesar de que otras versiones lo hacían natural de Sevilla.Pruebas documentales no dejan lugar a dudas de su nacimiento en la ciudad del Sol.

Sí es cierto que «EL Bizco Pardal» se marchó con sus padres y una hermana a Sevilla, donde vivió en la calle Oviedo, nº 9. Su padre trabajócomo zapatero, y su hermana, en la fábrica de tabaco. Por su parte, «El Bizco Pardal» no tuvo oficio concreto, aunque realizó múltiples actividades: repartidor de carne, becerrista, bailaor, cantaor, cómico de taberna, etc. Su principal ilusión, no obstante, era ser torero, pero no llegó a destacar.El don que lo hizo célebre fue su capacidad como cómico, ocupación a la que no se dedicó de manera profesional, sino de forma espontánea en reuniones de amigos.

Según contaba Francisco Vargas González, popularmente conocido como»El Chato de la Campanera», «El bizco» pasaba temporadas en Écija, pernoctando en casa de una de sus hermanas. En losmeses que pasaba en la ciudad astigitana siempre estaba rodeado de muchos amigos, con frecuencia en los bares, ambientes en los que era conocido por sus chistes y por su genio alegre y desenvuelto. «El Chato de la Campanera» recuerda que solía asistir a todos los velatorios de que los que tenía conocimiento, si bien lo echaban de muchos de ellos por los escándalos que formaba.

Fue el propio Francisco Vargas quien propuso al Ayuntamiento de Écija la colocación de una placa en el lugar de nacimiento del popular cómico, y que hoy se puede ver en la puerta de su casa natal. Sin embargo, no quedó ahí su empeño:también propuso que la calle donde nació, Moleros, fuese rotulada con el nombre de «Bizco Pardal», y así se hizo.

Francisco Vargas González fue aún más lejos y durante varios años organizó varias verbenas en memoria del célebre cómico, concretamente en la popular Callejuela del Cojo. En dichas verbenas tuvieron cabida actuaciones de grupos de sevillanas, cantaores locales y cómicos, así como pruebas deportivas y recreativas.

Si bien no existía una comisión organizadora específica para estos eventos,Francisco Vargas siempre contó con apoyo de todos los vecinos, que se prestaban a exornar sus fachadas con macetas y colgaduras. Especial contribución fue también la de la Asociación de Amigos de Écija y los Ecijanos en Madrid. La verbena se celebraba en la vía pública y los actos eran gratuitos,dado que los artistas colaboraban de manera desinteresada. En una de las verbenas se anunció la presencia de dos conocidos cómicos que no pudieron actuar. Una señora comenzó a protestar porque no se había cumplido la intervención de los humoristas,amenazando con formular una denuncia contra los organizadores. Alguien le indicó que Francisco Vargas era el organizador y muy enojada se dirigió a él con sus airadas protestas. Al señor Vargas lo único que se le ocurrió fue contestar que se pasara, en vista de tal eventualidad, por la «ventanilla», donde le devolverían el dinero que ella había pagado por su entrada.

Texto de Juan Méndez, corresponsal del diario Sur/Oeste.

SE CUMPLE 160 AÑOS DE LA COMPRA DE UNA CASA PARA TERMINAR LA FACHADA DEL AYUNTAMIENTO DE ÉCIJA

Uno de los objetivos que se marcó, a mediados del siglo XIX,el alcalde de Écija Pablo Coello y Díaz fue terminar y completar el edificio del Ayuntamiento. La primera autoridad municipal en sesión celebrada el 23 de mayo de 1887 llevó al pleno laresolución del Gobernador Civil de Sevilla, por la que se aprobó el proyecto para continuar las obras de reedificación de lasCasas Consistoriales, es decir, la parte comprendida desde el centro de la fachada a la sala capitular. Para llevar a cabo este objetivo era preciso adquirir la casa número 10 de la Plaza Mayor facultándosele en esta sesión para llevar a cabo cuantas gestiones fueran necesarias o convenientes.

El alcalde puso todo su empeñoen esta tarea,tanto es así que, el 6 de junio de 1887 en la sesión plenaria de la Corporación manifestó»que cumplido el encargo que la corporación municipal le confirió en sesión de 23 de mayo pasado respecto a la compra de la casa a tal efecto había mantenido»varias conferencias» con el administrador que la propiedad tiene en esta ciudad, siendo el resultado de ellasel acuerdo para adquirir el inmueble por un importe de 6.500 pesetas». El pleno se mostró conforme y acordó facultarle para que en nombre y representación del Ayuntamiento concurriera al otorgamiento de la escritura pública.Efectivamente el 6 de junio de 1887, comparecen ante el notario de Écija don Manuel García de Soria para llevar a cabo la compraventa de un edificio que tiene la siguiente descripción:»casa sita en Plaza Mayor de esta ciudad, marcada con el número 10, habiendo tenido puerta de entrada por la Plaza de Santa María, lindando: derecha con el ayuntamiento, izquierda forma ángulo a la Plaza de Santa María y espalda, con el Ayuntamiento. Tiene una superficie de 46 m2 y en ella se encuentran tres pisos, contando con agua de pie».

Es de señalar que el inmueble era propiedad de María de los Dolores Baillo y Justiniani, vecina de la villa Campo de Criptana, (Ciudad Real) de 59 años de edad que le pertenecía por herencia de su hermana María Antonia. La compraventa se pactó por un importe de 6500 pesetas, haciéndose constar que dicha compra se hacía a favor del Ayuntamiento de Écija y su caudal de propio, «con destino al ensanche de las Casas Consistoriales como se acredita con la certificación incorporada a la matriz de la escritura de compraventa».

No se hizo tampoco esperar la adjudicación de las obras de reedificación y nuevamente ante el notario de Écija el 12 de agosto de 1887 comparecen, de una parte, don Pablo Coello y Díaz, soltero, alcalde presidente del Ayuntamiento de Écija; y de otra, José María Muñoz Escalera, vecino de Écija, calle Palma, viudo, de 58 años contratista y único postor. El objeto del documento público eraadjudicar las obras de nueva construcción de la parte de parte comprendida entre el centro de la fachada principal y las salas de sesiones; «obras que se ejecutaran, según el pliego de condiciones, en las formas y condiciones de las ya construidas con anterioridad puesto que son una continuación de las mismas».En el documento notarial se recoge punto por punto las obras que había que realizar de forma pormenorizada entre ellas:

«…-Los balaustres serán de barro cocido de las dimensiones y formas marcadas en el plano perfectamente labrados y sentados con solares y antepechos de madera, forrados de sinc.

-las rejas de las ventanas serán de hierro dulce, formado de cabilla, sencillo pero de esmerada labor.
-Las puertas y ventanas se ejecutaran con la mayor perfección, empleándose materiales de primera calidad.
-Las cubiertas de los tejados serán al estilo del país, esmeradamente construido sobre cuarterones de pino flandes.
-Las cornisas serán de ladrillos cortados en limpio…»

Igualmente se pactó que serán de cuenta del contratista el derribo del edificio, «quedando en beneficio del mismo los materiales de dicho derribo quepodrá utilizarlos en las obras siempre a juicio del director». El presupuesto de las obras ascendióa 23.493, 64 pesetascon un plazo de duración de cuatro meses a partir del otorgamiento de la escritura pública.

Si no fuera porque todo lo anterior está recogido en documentos públicos, no se puedecreer con que eficacia y rapidez se hacían las cosas antes en nuestra ciudad, y todo ello además de obtener la autorización del Gobierno Civil, el otorgamiento de las escrituras,(compraventa y adjudicación de las obras), la redacción del proyecto, la subasta pública de las obras y, además de los preceptivos acuerdos plenarios.

Juan Méndez Varo

30 AÑOS DEL ARCHIVO HISTÓRICO PROVINCIAL DE SEVILLA

1248El acto de celebración, entendido como un acto positivo para recordar una fecha, es en sí mismo una actividad social, y en ese sentido, queremos que el acto de celebrar los 30 años de existencia del Archivo Histórico Provincial de Sevilla sea un acto compartido y concurrido, alegre y recordado por todos.

Y lo celebramos con una exposición, haciéndola coincidir con el 9 de junio, Día Internacional de los Archivos, para unirla a un evento festivo generalizado en todos los Archivos y así hacer partícipe de nuestra fiesta al mundo archivístico. Esta exposición se moverá en torno a un eje más humano, pues pretende reflejar y mostrar la actividad del equipo de profesionales que han trabajado y trabajan en el Archivo, la evolución de las funciones archivísticas en 30 años, el crecimiento lógico del número de documentos disponibles para la consulta, por el aumento de los ingresos de documentos y por la disponibilidad de múltiples instrumentos de descripción. Igualmente se enseñarán los diversos servicios públicos que se prestan y las actividades orientadas a difundir el patrimonio documental conservado.

Ver Catálogo

JORNADAS. EL TRASLADO A CÁDIZ DEL CONSULADO DE INDIAS Y LA CASA DE LA CONTRATACIÓN. TRESCIENTOS AÑOS DE HISTORIA PARA ENSEÑAR (1717-2017). CÁDIZ Y SEVILLA, DEL 2 AL 4 DE FEBRERO DE 2017

1119En el año 2017 se cumplen trescientos años del traslado del Consulado de Indias y de la Casa de Contratación desde Sevilla a la ciudad de Cádiz, tras la firma del decreto por parte del rey Felipe V el 12 de mayo de 1717. Los motivos de ese traslado son variados pero entre ellos destaca las mejores comodidades y facilidades que aportaba el puerto de Cádiz con respecto al de Sevilla para el atraque de los grandes navíos que realizaban el comercio con las Indias. Además desde décadas atrás se habían comenzado a instalar en la ciudad gaditana una importante colonia de comerciantes, por lo que este decreto lo que venía era a afirmar de derecho una realidad ya constatada en la que Cádiz se estaba convirtiendo en el centro comercial del tráfico indiano.
El traslado tanto del Consulado como de la Casa de Contratación supuso un revulsivo para la ciudad de Cádiz, la cual vivió en esa centuria su particular siglo de oro, no sólo en lo económico sino también en otras facetas, dejando huella en el urbanismo, la sociedad o la cultura.

MÁS INFORMACIÓN