Más información

Historia del periodismo local en la provincia de Sevilla. Contra el olvido de la prensa cercana (Comares y Diputación de Sevilla, 2022) presenta un recorrido pueblo a pueblo, comarca a comarca por la abundante prensa publicada a lo largo de los últimos trescientos años. Se trata de un periodismo mal conocido, desplazado por el interés que despierta la prensa editada en la capital supuestamente más influyente y relevante. Y sin embargo, encontramos testimonios muy interesantes, con múltiples formatos y trayectorias, muy meritoria, creativa e ilusionada, haciendo frente siempre y sorteando las dificultades de pervivencia.

Este libro viene a paliar ese déficit de atención y trata de recuperar la memoria de la prensa que, por su carácter efímero y la fragilidad de su soporte, es mucho más susceptible de perderse que los libros u otros impresos. Supone un gran avance, por tanto, poder recuperar cuanto se editó a lo largo de la historia en los pueblos sevillanos, testimonio fiel de las inquietudes de los ciudadanos en cada época y de los márgenes que se fueron estableciendo para la libertad de expresión.

Un equipo multidisciplinar

La obra se enmarca dentro de la línea de recuperación del patrimonio periodístico andaluz que desarrolla el proyecto HICPAN (Historia Crítica del Periodismo Andaluz) y ha sido coordinado por el catedrático Antonio Checa, autor también de varios capítulos, y las profesoras de la Facultad de Comunicación, Carmen Espejo y Concha Langa, autoras de las conclusiones y, respectivamente, de los capítulos sobre Écija, desde la guerra civil hasta el siglo XXI y del primer periodismo sevillano en el siglo XVII.  La edición literaria ha corrido a cargo de la investigadora de la Universidad de Sevilla y miembro de Ascil, Mª del Carmen Montoya Rodríguez, quien además es autora de los capítulos sobre la información en el siglo XVIII, el de Utrera y el del Aljarafe y la Corona metropolitana.

Además, han colaborado en la redacción de la obra profesores e investigadores universitarios, archiveros e historiadores locales, algunos de ellos miembros de Ascil como Isabel González Muñoz, miembro de la Junta Directiva, que ha realizado el capítulo sobre la Vega del Guadalquivir, o Juan Diego Mata, Julio Mayo y Rafael Sánchez, que firman los capítulos de Morón, Los Palacios y Lebrija, respectivamente.

Primeros resultados

La publicación supone una primera aproximación al estudio de la prensa local sevillana, sin ánimo de agotar un campo de estudio tan amplio y que en el futuro habrá de continuarse con otras investigaciones. Ofrece una amplia panorámica de las cabeceras comarcales históricas como Écija, Carmona, Osuna, Utrera, Lebrija, Marchena o Morón de la Frontera, con mucha tradición periodística, a las que se añaden desde mediado el siglo XX otras muy dinámicas como Alcalá de Guadaíra y Dos Hermanas, y más recientemente varias localidades aljarafeñas o ribereñas del Guadalquivir”.

Por la libertad de expresión

Esta obra recupera voces, discursos, proyectos periodísticos hasta ahora perdidos en el limbo de la historia y los pone a disposición de la comunidad universitaria y del gran público, porque tiene una perspectiva divulgativa que lo hace accesible a cualquier ciudadano interesado en el periodismo y en la historia local. Pone a disposición, además, un amplio aparato de datos recogidos en tablas que recogen a modo de inventario toda clase de publicaciones, desde los grandes proyectos empresariales a las promovidas por asociaciones, sociedades culturales o institucionales, de cualquier temática y periodicidad, ya sean diarios, revistas o anuarios que, como las revistas de feria o los boletines anuales cofrades, suponen un género de presenta muy nutrido en la provincia y de larga tradición.

El tono reivindicativo de la obra aflora en el subtítulo: Contra el olvido de la prensa cercana. Este libro refuerza la necesidad de tomar conciencia de la riqueza patrimonial que custodian los archivos y bibliotecas de nuestros pueblos, una tarea cultural imprescindible que se pone de manifiesto en el apoyo incondicional al desarrollo de trabajos de esta envergadura. Dar a conocer este rico legado requiere aunar esfuerzos institucionales, académicos, ciudadanos y, también, educativos, para que el conocimiento se convierta en motor de cambio y mejora de la vida de nuestros pueblos.

A %d blogueros les gusta esto: