Pocos eran hasta estos instantes los datos conocidos en relación a la realización de la imagen de Nuestra Señora del Rosario, ubicada en la iglesia parroquial de Santiago Apóstol de Castilleja de la Cuesta (Sevilla); tras meras atribuciones que la relacionaban con el escultor Miguel Adán, nuevos documentos confirman definitivamente su autoría a favor del mencionado Adán, en colaboración con su contemporáneo, el pintor de imágenes Agustín de Colmenares.

Miguel Adán, discípulo de Juan Bautista Vázquez el Viejo, fue un escultor y retablista español de los siglos XVI y XVII, nacido en Pinto, Madrid en 1532. A las documentadas obras de San Juan Evangelista, del convento Madre de Dios de Sevilla, Nuestra Señora del Rosario de Palomares del Río (Sevilla), y el retablo de San Juan Bautista del desaparecido convento de las Dueñas, expuesto en el Museo de Bellas Artes de Sevilla; a partir de este artículo, y con la colaboración del pintor Colmenares, se suma a su catálogo, la imagen de Nuestra Señora del Rosario de la parroquia de Santiago Apóstol de Castilleja de la Cuesta (Sevilla).

Sería en el transcurso del año 1583,cuando el escultor Miguel Adán, realizaría la Virgen del Rosario, tras el acuerdo firmado con Francisco Miguel, el prioste de la cofradíade Nuestra Señora del Rosario de la villa de Castilleja de la Cuesta, “que es del señorío del conde de Olivares”; seguidamente, el día 29 de diciembre del mismo, Agustín de Colmenares, pintor de imaginería, concertaba también conel mencionado Miguel, un contrato por el que se obligaba a realizar un retablo, el estofado y brocados muy finosde la vestimenta de la imagen titular, así como el dorado de una corona y unas parihuelas donde iría ubicada la imagen, todo ello para finales del mes de abril del año siguiente de 1584, por el precio de 85 ducados[1].

Años más tarde, se volvería a hacer mención a los hechos anteriormente citados, en un nuevo documento, en esta ocasión en una de las clausulas del testamento del mencionado Colmenares, realizado en 1586; de hecho, en uno de sus apartados, declaraba que Francisco Miguel, vecino de Castilleja de la Cuesta, hubo concertado el dorado de dicho retablo para la iglesia de la villa; tras la ratificación de varios pagos firmados, y como nota curiosa,se confirmaba que uno de los pagos fue efectuado en caldos vinícolas, “excepto de 30 arrobas de vino que me dio a cuenta de los 80 ducados a medio ducado la arroba”, cuestión esta última no notificada ni dado conocimiento en lugar alguno[2].

Tras la ubicación en su retablo, en una de las naves del templo santiaguista, la devoción adquirida hacia la misma por los vecinos de la villa, y en especial por los miembros de la hermandad de la Santa Vera Cruz, que por aquel entonces ya residía en el mismo templo, y quienes le rendían culto,  hicieron que Nuestra Señora del Rosario, pasase a ocupar el camarín central del retablo mayor, durante los siglos XVII, XVII, XIX, y hasta mediados del XX en que volvería a un retablo colateral. Se debe recordar, cómo el altar mayor fue propiedad de la hermandad crucera desde entonces, hasta la fusión llevada a cabo con la hermandad de la Soledad y Santo Entierro en 1795, …tener en su capilla a Nuestra Señora del Rosario que es el altar y capilla de dicha Hermandad Sacramental y Vera Cruz.[3]

Dicha devoción hacia la Virgen del Rosario se vería reflejada en uno de los primeros inventarios realizados por la parroquia en el año 1591 en el que se recogieron los siguientes bienes: Ítem, una corona grande de plata de nuestra Señora; ítem, otra corona de plata del Niño Jesús; ítem, otra corona de plata del Niño que dicen dio la mujer de Vicente Orcuchez. Además, gracias a este inventario, y a pesar de tener sus vestimentas talladas, se tiene conocimiento del rico ajuar de hábitos que poseyó la imagen[4],

Vestidos de la imagen

Una saya de terciopelo negro labrada; ítem. un rostrillo de tafetán negro con sus guillas delo mismo u un jubón de tafetán negro picado; ítem. un manto de lustre viejo.Una saya de raso amarillo guarnecido de terciopelo azul.Un delantal de raso blanco con tres frisos de brocado y sus botones de terciopelo azul.Un rostrillo de tafetán azul con una frinsa de lo mismo.Un delantal de tafetán azul de borlillo de fondo gris de alquimia dorada e plateada.Una saya de raso blanco con tres ribetes de felpa.Un jubón de raso amarillo viejo con cenefilla de plata.Otro jubón de raso blanco viejo.Un manto de tafetán blanco viejo guarnecido con franja pequeña de oro.Una ropilla de terciopelo azul para el Niño Jesús, con una franjilla de oro vieja.Otra ropilla de tafetán azul de borlillo.Tres camisas del Niño Jesús, la una labrada de seda negra y las otras dos de blanco.Dos camisas de Nuestra Señora sin cuellos.Una saya de raso blanco con dos franjas de terciopelo negro. Una delantera de tafetán blanco con tres frisos de raso encarnado.Una ropilla de tafetán blanca vieja.Una ropilla del Niño Jesús con su franja de oro con ocho botones de oro engastados.

[1]AHPS, Protocolos Notariales, Ofº 20; LÓPEZ MARTÍNEZ, Celestino, Desde Jerónimo Hernández hasta Martínez Montañés, Sevilla 1929, p.168.
[2]Ibid. LÓPEZ MARTÍNEZ, Celestino, Desde Jerónimo Hernández…, o. cit, p.169.
[3]APO, Sección Castilleja de la Cuesta, leg. 110, s/f. PRIETO GORDILLO, Juan. La Hermandad de la Plaza de Castilleja de la Cuesta (1370-2000), Castilleja de la Cuesta, 1999, p.88.
[4] AGAS, Sección Hermandades-Pueblos, leg. 524, s/f. PRIETO GORDILLO, Juan, La Hermandad… o.cit., pp.87-88-

A %d blogueros les gusta esto: