0155Muestra expositiva de documentos históricos correspondientes al periodo de la invasión francesa (1810-1812) y diversos enseres de culto de la Santísima Virgen del Rocío relacionados también con aquel momento. La exposición está dispuesta en los altos del Santuario y estará abierta al público todos los días, hasta el 30 de septiembre de 2011, en horario de 11,30 a 14,00 h. y de 17,00 a 21,00 h., salvo en horario de celebración de Misas.

El pasado viernes, día 5 de agosto, tuvo lugar la inauguración de la Exposición “INTERCESORA DE ALMONTE. El Rocío Chico 1810-1813/2010-2013”,una muestra expositiva que aspira a sintetizar, a grandes rasgos, los principales hitos históricos que se sucedieron en los años de la invasión francesa, a propósito de los cuales surgió la proclamación del voto de promesa que anualmente se le brinda a la Santísima Virgen del Rocío, por la providencial protección que deparó en los años que estuvo ocupado por los franceses (1810-1812), gracias a cuya intermediación pudo librarse el municipio, milagrosamente, de una verdadera masacre.

0156Ahora que se cumplen 200 años de la ocupación napoleónica, la Hermandad Matriz del Rocío de Almonte ha proyectado la organización de esta exposición que apertura los Actos conmemorativos del Bicentenario de la institución del Rocío Chico (1813-2013).

Durante los años de dominación francesa, afloró en reiteradas ocasiones el patriotismo de los almonteños. Pero especialmente terminó enfureciendo a los invasores, de entre las distintas acciones de sublevación que se registraron, el fusilamiento del capitán francés Pierre D’Ossaux, sucedida el mediodía del 17 de agosto de 1810. Aunque los ocupantes franceses amenazaron con “pasar a chuchillo” a todo el vecindario por el ataque tan grave que había sufrido, el Ayuntamiento de Almonte pudo demostrar finalmente que el ataque armado lo efectuaron unos contrabandistas ajenos al pueblo que se adentraron en él realizar un saqueo. Diversas circunstancias evitaron que se llegase a consumar la temible ofensiva gala con la que había amenazado al vecindario de Almonte. En 1813, cuando los franceses había abandonado ya nuestro país, el Ayuntamiento, clerecía local y propia Hermandad del Rocío otorgaron mancomunadamente un acta de voto de promesa, en agradecimiento a la Patrona de Almonte, la Santísima Virgen del Rocío, por la milagrosa protección que había dispensado, sobre todo el pueblo de Almonte, en los momentos agónicos de la invasión francesa. Es así como nace el Rocío Chico, una función religiosa que se celebra anualmente, el 19 de agosto, para agradecer a la Santísima Virgen su prodigiosa intermediación.

0158Por vez primera se reúnen en una exposición diversos documentos inéditos, provenientes de distintos archivos (locales, provinciales, regionales y nacionales), gracias a los cuales ha podido reconstruirse, con rigor, un periodo histórico, como el de la ocupación napoleónica, que resultó trascendental en el despegue devocional del Rocío. A estos efectos, la exposición ha contado con el trabajo documental desarrollado por el historiador palaciego Julio Mayo Rodríguez, Comisario de la Exposición, quien ha hallado diversos documentos no conocidos hasta el momento a la luz de los cuales se conoce ahora la distribución de la antigua ermita, el vestuario de la Virgen, las alhajas que poseía, así como la evolución de la celebración de su popular Romería. Entre las aportaciones documentales más significativas que se notician figura la estancia excepcional de la Santísima Virgen del Rocío durante los años transcurridos entre 1809 y 1813, en la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, en cuyo paradero quedó refugiada la imagen de los posibles desmanes y ataques que la soldadesca invasora pudiera haberle ocasionado en su ermita rural. También es recreado en la muestra el famoso episodio del fusilamiento del capitán francés antes aludido, el día 17 de agosto de 1810, como germen del Voto del Rocío Chico.

0157La reanudación de ésta, en 1814, supuso un aumento notable del culto a la Señora y un despegue devocional que trascenderá a otros nuevos ámbitos supracomarcales y regionales. La celebración de la fiesta de Pentecostés se rige, en aquellas primeras décadas del siglo XIX, en una de las manifestaciones religiosas de expresión popular más multitudinarias de la época. Es entonces cuando surgen diversas Hermandades Filiales: Triana en 1813, Umbrete en 1814, o un intento frustrado, en 1816, de la Hermandad del Rocío en Salteras (Sevilla), etc. En el mismo espacio expositivo se ha dado cabida a otras piezas que integraron una Exposición organizada por el Ayuntamiento de Almonte, bajo el título: “Almonte: 1810-1813, la vida cotidiana de un pueblo andaluz bajo ocupación napoleónica”, que fue coordinada y dirigida por el historiador local, Domingo Muñoz Bort. En la definición de contenidos de la Exposición “Intercesora de Almonte”, junto a Muñoz Bot, han trabajado Santiago Padilla, Secretario de la Hermandad Matriz y Delegado para la coordinación y ejecución de la misma; Antonio Díaz de la Serna, documentalista e investigador local; así como el pintor Emilio Gavira Amuedo que ha ilustrado los contenidos que se exhiben en los paneles.

La Hdad. Matriz arranca el programa del BICENTENARIO que va a contar con una sucesión de actos hasta el día 19 de agosto del año 2013. Se trata de la fecha en que se cumple el aniversario del Voto, y que se quiere culminar, con el cierre de la celebración de un AÑO SANTO JUBILAR, coincidiendo además, con el Traslado y estancia de la Stma. Virgen a Almonte, en 2012-2013.

A %d blogueros les gusta esto: