0074El próximo domingo 23 de mayo –Día de la Provincia- tendrá lugar el acto de entrega de las distinciones que cada año concede la Diputación Provincial de Sevilla a aquellas personas e instituciones que “han aportado a la sociedad lo mejor de su quehacer en la cultura, la música, la literatura o la política y que han hecho de la excelencia una seña de identidad”.

Junto a la ASCIL la Diputación rendirá homenaje a diferentes personalidades y entidades como el cantaor don Antonio Mairena y el editor José Manuel Lara (a título póstumo), Paco Valladares, Paz Vega, Miguel Poveda, Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, José Antonio Maldonado, Rafael Gordillo, César y Jorge Cadaval –Los Morancos-, Manuel Gerena, Antonia Heredia Herrera y la empresa Inés Rosales.

La ASCIL que preside el Cronista Oficial de Cañada Rosal, José Antonio Fílter, aglutina a más de cien Cronistas Oficiales e Investigadores Locales que representan a más de cincuenta pueblos y ciudades de la provincia.

Desde su fundación en junio de 2003, la ASCIL ha organizado ocho Jornadas de Historia sobre la provincia de Sevilla, en seis comarcas diferentes y dieciséis pueblos como sedes de dichos encuentros, con cerca de mil quinientos participantes entre investigadores locales y estudiantes universitarios, siete Actas publicadas que comprenden ciento sesenta y tres trabajos y cuatro Revistas Anuarios de Estudios Locales. También la ASCIL entrega cada año, en la Casa de la Provincia, los Premios de Investigación Local en la provincia de Sevilla y colabora con la Casa de la Provincia en la organización de los Encuentros de Investigadores Locales que cada año se celebra en esta Institución.

En ese periplo por las diferentes comarcas de la provincia, aparte de profundizar en su historia, en sus raíces, dando luz a los silencios y desempolvando viejos legajos que hablan del alma de los pueblos y de los hombres y mujeres que la protagonizan, conseguimos conocer y descubrir tierras y gentes, pueblos y comarcas llenos de historia, con una gran riqueza natural, cultural y económica, con un potencial humano de gente abierta, hospitalaria y emprendedora con muchas ganas de abrir sus Casas de la Cultura a acontecimientos de esta envergadura. De esta forma salen a la luz esos trabajos de investigación callada, pero rigurosa e interesante, que los investigadores locales realizan en sus pueblos y ciudades, convirtiéndolos en instrumentos vivos y útiles al servicio de la historiografía local y provincial a la que sirven, y haciendo posible que nuestros pueblos no sean pueblos perdidos cuyo patrimonio se desconoce y su historia se ignora, sino que sean lugares de encuentro, con un patrimonio valorado y una historia conocida y estimada.

Para la ASCIL esta distinción supone un importante reconocimiento institucional al trabajo que los cronistas e investigadores locales llevan a cabo en favor de nuestros municipios, poniendo en valor lo local a través de sus más destacadas señas de identidad.

 

A %d blogueros les gusta esto: